siete maravillas de Turquía

Toda aventurera que se precie tiene que vivir aventuras por los maravillosos paisajes de Oriente Medio, ¿a qué espera para tacharlo de tu lista? 

Esta belleza de país tiene nada más y nada menos que tres mares en los que poder refrescarte, más de 87 mil preciosas mezquitas y una exquisita comida con sabores y aromas que dejan sin habla.

Recorrer este país te permite adentrarte en las raíces de la mayoría de las grandes civilizaciones de la antigüedad y descubrirás que no solo de una historia y cultura apasionantes está compuesto este país único. 

Hoy te descubrimos las 7 maravillas que esconde Turquía, un país con una cultura y paisajes que atrapan. ¡Toma nota!

 

Estambul enamora

Pasear en el mismo día entre Oriente y Occidente. Eso es algo que solo podrás hacer en un viaje a Estambul, dividida por el Estrecho del Bósforo. Desde la Torre Gálata tienes las mejores vistas de la ciudad y del puente del mismo nombre. También podrás adentrarte en el Gran Bazar y dar rienda suelta al regateo, una de las cosas más auténticas y divertidas de la ciudad más importante de Turquía. Otro must que no puede faltar es llenar el carrete de tu móvil con fotos de la Mezquita Azul y la Basílica de Santa Sofía 😉



La historia en las ruinas de Éfeso

La visita más esperada de todo el viaje, una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, las ruinas del Templo de Artemisa.  A continuación, el emplazamiento de Éfeso, la ciudad greco romana mejor conservada de todo el mundo, un espectáculo.

En este punto también se puede visitar La Casa de la Virgen María, donde transcurrieron los últimos años de su vida y el Museo Arqueológico de Éfeso en Selcuk.

 

Fotos de stock gratuitas de al aire libre, amanecer, anochecerLa magia de Capadocia

Un paisaje realmente único tanto en la superficie como bajo ella. Pasear entre las formaciones geológicas más fascinantes en las llamadas “chimeneas de hadas” del Valle de Pasabag y poder sumergirte en las profundidades de la tierra para recorrer las más de 35 ciudades subterráneas, como Derinkuyu, Kaymakli y Ozkonak, en las que se ocultaban los cristianos perseguidos y en las que encontrarás alrededor de 200 iglesias, te dejará fascinada.

Aquí podrás vivir una experiencia única, admirar estos paisajes desde un punto de vista distinto, en globo o, si te dan miedo las alturas, no te puedes perder el Festival de Globos Aerostáticos de la región. Algo auténtico e inolvidable.

 

Un enclave inolvidable: la laguna de Uzungöl

Uzungol es un valle alpino en medio de los montes de Turquía que envuelve con su encanto y tranquilidad. La zona del lago es parte de un área natural protegida conformada por 1625 hectáreas que se constituyeron en parque natural en el año 1989. 

En estas tierras habitan osos pardos, lobos, linces, nutrias y cabras salvajes entre otras especies, además bosques de abetos, coníferas, avellanos, hayas y más de 70 especies autóctonas de plantas cubren las laderas aromatizadas de azaleas blancas y púrpuras.

 

El atardecer en un pueblito muy cosmopolita: Bodrum

Este pequeño pueblo costero del Egeo está repleto de buganvillas, jazmines y casas encaladas de ventanas azules. Con la llegada del otoño, su clima benigno y la tranquilidad de sus calles, son disfrutados tan sólo por sus habitantes habituales. No quedan turistas en ella.

Así es Bodrum, una de las paradas de nuestro viaje por Turquía. Su paisaje, su gastronomía, la artesanía que refleja su alma marinera, te va a enamorar.

 

Fotos de stock gratuitas de agua, al aire libre, congeladoUn paseo por las nubes en Pamukkale

Este castillo de algodón, traducción literal de su nombre, es un bello paisaje formado por blanco y azul de lo más intenso en medio del mediterráneo. Unas piscinas termales creadas gracias a sus formaciones geológicas que se asemejan a la espuma o incluso el agua helada. Y si te cuento que la legendaria Cleopatra visitaba esta zona para relajarse e incluso se hizo construir una poza en ella, cuyos restos se pueden ver en el fondo de la piscina que lleva su faraónico nombre. ¡Una fantasía!

 

La majestuosidad del Teatro Romano de Hierápolis

El teatro data del siglo II d.C. de la época de la dinastía Severa, con capacidad para 15.000 espectadores, algunas fuentes citan incluso que podría ser más grande, para dar cabida a 20.000 personas. Este enclave, declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO, es una parada obligada por la belleza de sus alrededores, incluida la puerta de entrada al infierno, sencillamente sobrecogedora.



¿Te atreves a descubrir los mil encantos del otro extremo del Mediterráneo conmigo?

Escríbeme y te cuento cuánto será el próximo viaje en grupo con mujeres por la bonita Turquía.

info@viajesalanis.com

¡Gracias por leerme!




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Viajar en 2022

PROPÓSITOS VIAJEROS PARA 2022

Esta nueva manera de vivir ha supuesto grandes cambios en nuestra manera de viajar. Hemos perdido vuelos, reservas en hoteles, se ha desmoronado el viaje

Read More »

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *